sábado, 21 de enero de 2017

Ahora juego porque soy feliz

ESTOY AQUÍ PARA DISFRUTAR; AHORA JUEGO PORQUE SOY FELIZ
Me gusta este chaval. Esto lo ha dicho Rafa Nadal. Ayer me entregaron la medalla de la Facultad que conmemora mis 25 años trabajando para la Universidad. Yo siempre he trabajado en lo que me gustaba y, además, me han pagado por ello. No necesito, por tanto, que la Universidad me agradezca nada porque soy yo la agradecida. Esto, sin embargo, no es obstáculo para cambiar de actitud para mis próximos 25 años. Yo siempre he estado aquí para disfrutar, pero ahora juego porque soy feliz.
Si hay algo que me molesta de esto es únicamente la coincidencia de mi primer día del resto de mi vida con el primer día del mandato de TRUMP. Esperemos que Dios bendiga a América y me bendiga a mí, aunque en román paladino diríamos que Dios nos coja confesados. Yo diría que este hombre es exactamente como parece y va a hacer lo que dice y, además, le van a dejar. No es nuevo en la mentalidad americana sacar tajada de la debilidad mundial. Y, en este caso, la debilidad la está viendo en Europa. En una Europa descabezada y desnortada que ha perdido sus raíces y que no sabe gestionar lo que tenemos encima, con las primeras ratas abandonando el barco y con unas instituciones que no pueden achicar más agua. Está claro que es el momento. ¿Quién le va a plantar cara a Donald Trump? ¡¡¡Qué tiempos aquéllos en los que jugábamos para ganar!!!!!!

domingo, 15 de enero de 2017

Que pronto pasa el tiempo!!!

El domingo, 18 de enero de 2009, publiqué una entrada en este blog sobre el inicio del mandato de Obama
Los diez bailes de Obama
Diez serán los bailes que tenga que bailar Barack Obama después de su toma de posesión como Presidente de EE.UU. No está mal para empezar. De momento le toca bailar con la más guapa –Michelle, claro-, pero me da en la nariz que será pronto cuando tenga que hacerlo con la más fea. La terrible crisis económica no le dará tregua y el conflicto de Oriente Medio le está esperando con ansia (a pesar de lo medido y calculado del fin del ataque israelí). Pues en ninguno de estos temas tenemos que esperar cambios inminentes ni posturas nuevas y espectaculares. Que las tropas salen de Irak es algo que ya deja con fecha la Administración Bush, del que, por cierto, ahora Obama nos dice que es un buen hombre y un gran patriota y que tomó las decisiones adecuadas en circunstancias muy complicadas. ¿Será éste el primer baile con la más fea? La situación en Afganistán y la lucha contra el terrorismo islámico no parece que vaya a cambiar mucho, al haber sido confirmados los responsables anteriores, ¿será éste el segundo baile con la más fea? Tampoco debemos esperar cambios espectaculares en la situación económica, ¿será este el tercer baile con la más fea? El pueblo americano debe prepararse para sufrir algunas decepciones, ¿cuarto baile con la más fea? De Guantánamo ya nos ha dicho el encargado del tema que hay que hacerlo con cautela y sin precipitaciones, ¿quinto baile? El conflicto energético se agravará y Rusia no piensa ponerlo fácil ¿sexto baile? Ya nos pone sobre aviso de las energías renovables, ¿séptimo? Faltan tres y, o mucho me equivoco, o van a girar en torno a la inmigración, derechos sociales y educación. ¡Verás tú, si al final, Barack Hussein Obama nos da un susto! De momento, vamos a disfrutar de su toma de posesión. Y puesto que, según Zapatero, la culpa de la crisis económica española la tiene EE.UU, también la recuperación será mérito suyo. Recemos para que los bailes que tiene que bailar Obama sean sólo con Michelle, después de todo va a jurar sobre la Biblia y el día 21, antes de ponerse “manos a la obra”, asistirá a un oficio religioso.