viernes, 12 de octubre de 2018

Esto es lo que hay

Fíjate que desde que se fue mi amigo Zapatero se me habían quitado las ganas de seguir con el blog. Me inspiraba. Me ponía.... las pilas. Me enardecía y me hacía bullir la sangre. Reconozco que me ganó con la tierra es del viento. Y, cuando se fue, me dejó un vacío existencial que Rajoy no consiguió llenar, ni con toda la ironía de los gallegos, ni con toda la mala leche que, a veces, se gastan.
Llegó Podemos y tampoco conseguía tener lo que hay que tener para que yo me animara a volver al blog de actualidad. "Me estoy haciendo mayor", era mi explicación más lógica cuando pensaba en ello. Después de todo, un blog que empezó en 2008, es una pena dejarlo morir por inanición. Pero, cuando uno se seca, se seca.
Pero, ¡¡¡ llegó Sánchez!!!!! Albricias. Llevo unos meses, que si, que no. Pichí, pichá ... Hoy no he podido más. Día de la Fiesta Nacional (de España). Mira que se pueden decir cosas del amigo desde que llegó, que no ha parao. La tesis, los ministros y ministras, los viajes al extranjero, las mentiras repetidas cien veces, donde dije digo digo Diego, hoy con Podemos no, mañana pacto con ellos; de Cataluña, ni hablamos ¿para qué? Pero, oye, ¿hoy? Es que hoy me he hartado de reír. Va y se pone al lado de los reyes para recibir los saludos. No sabe ya ni quién es. El poder lo confunde. La grandeza del Palacio Real lo metamorfosea. ¡¡¡¡Es el Presidente!!!!

Pues esto es lo que hay. Y me parece que se queda. Le ha gustado. Cada día tendrá su afán, y probablemente, su entrada en el blog.  ¡Qué bien! la sangre fluye de nuevo por mis venas. Por favor, sigue Pedro, sigue, sigue.

jueves, 28 de diciembre de 2017

Navidad es un mundo mejor, todos los días

No hay sensación de Navidad porque ya no nace El Salvador. Las fiestas estas que se celebran no son de nada. Los católicos, a decir del propio Papa Francisco, no sabemos ni lo que celebramos. Deberíamos ser conscientes de que ya no tenemos que temer a nada y eso es lo que celebramos y no es poca cosa. Pero nos falta fe. Nos sobra razón.
El mundo mató la esperanza cuando crucificó a un inocente y, desde entonces, pensamos que cuando matamos a un inocente es porque Dios lo consiente. Y es verdad que lo consiente, porque podía evitarlo. Esto es lo que a mi me mata. Que Dios no quite de en medio a tanto canalla. Tantas guerras, tanto dolor, tanta enfermedad..., que es imposible mantener la esperanza. Por eso, recordar una vez al año que es verdad, viene muy bien y no hay que permitir que nos maten la esperanza.
Navidad es un mundo mejor, pero todos los días. Deberíamos celebrarlo todos los días.

viernes, 24 de noviembre de 2017

Por pura vanidad

Tengo que escribir algo urgentemente en este blog o me lo cerrarán definitivamente, y como, evidentemente no quiero que eso ocurra, pondré lo primero  pase por mi mente.
Reconozco que la actividad diaria no me deja tiempo para tener continuidad con el blog; antes era mas divertido porque muy poca gente se dedicaba a esto. Las redes sociales no estaban tan socializadas ni masificadas ni tan trastornadas como ahora que escribe hasta el tato. Pero eso no es lo peor. El asunto  es que todo el mundo escribe de todo y con una autoridad pasmosa. La época de la pos verdad no es para mí. Me cabrea profundamente, me siento oveja. Me encuentro rodeada de basura que se quiere disfrazar de verdad, de falta de escrúpulos, de mentiras y mentirosos, de buenas imágenes y malas acciones, de sepulcros blanqueados, por fuera fachada divina de la muerte y por dentro podredumbre de muerte,
Caramba!!! Si esto es lo primero que me viene a la mente, así estará mi mente. Voy a tener que repensarlo y será mejor escribir lo segundo que me viene a la mente. Lo que hay que hacer para que no te cierren el blog!! simplemente  porque lo abrí el 2008 y me gustaría llegar a la década, por pura vanidad, porque, como ya he dicho, no me lee ni mi padre.
Han pasado tantas cosas y me han pasado tantas cosas que he aprendido a no contarlas. Son las mismas cosas que les pasan a los demás, y hay que tener el pudor necesario para hacer estos desahogos de otra forma. Otra solución es hablar de política, despues de todo este blog pretendía comentar los temas de actualidad, pero, de verdad , que me aburro terriblemente. Tengo que dar un cambio a mi vida de bloguera solitaria. Puedo hacer un blog de cocina, pero no se cocinar, puedo hablar de ciencia, del tiempo, del fondo de armario, de la Reina Letizia, de la vida sexual de una mujer de mi edad ( porque de otra edad ni me acuerdo), del trabajo, de los hijos, de mi gato ( tengo gato), del año nuevo o de la Navidad, del black friday. ......
Lo pensaré. De momento, que no me cierren el blog.
Hasta mañana.