jueves, 28 de diciembre de 2017

Navidad es un mundo mejor, todos los días

No hay sensación de Navidad porque ya no nace El Salvador. Las fiestas estas que se celebran no son de nada. Los católicos, a decir del propio Papa Francisco, no sabemos ni lo que celebramos. Deberíamos ser conscientes de que ya no tenemos que temer a nada y eso es lo que celebramos y no es poca cosa. Pero nos falta fe. Nos sobra razón.
El mundo mató la esperanza cuando crucificó a un inocente y, desde entonces, pensamos que cuando matamos a un inocente es porque Dios lo consiente. Y es verdad que lo consiente, porque podía evitarlo. Esto es lo que a mi me mata. Que Dios no quite de en medio a tanto canalla. Tantas guerras, tanto dolor, tanta enfermedad..., que es imposible mantener la esperanza. Por eso, recordar una vez al año que es verdad, viene muy bien y no hay que permitir que nos maten la esperanza.
Navidad es un mundo mejor, pero todos los días. Deberíamos celebrarlo todos los días.

viernes, 24 de noviembre de 2017

Por pura vanidad

Tengo que escribir algo urgentemente en este blog o me lo cerrarán definitivamente, y como, evidentemente no quiero que eso ocurra, pondré lo primero  pase por mi mente.
Reconozco que la actividad diaria no me deja tiempo para tener continuidad con el blog; antes era mas divertido porque muy poca gente se dedicaba a esto. Las redes sociales no estaban tan socializadas ni masificadas ni tan trastornadas como ahora que escribe hasta el tato. Pero eso no es lo peor. El asunto  es que todo el mundo escribe de todo y con una autoridad pasmosa. La época de la pos verdad no es para mí. Me cabrea profundamente, me siento oveja. Me encuentro rodeada de basura que se quiere disfrazar de verdad, de falta de escrúpulos, de mentiras y mentirosos, de buenas imágenes y malas acciones, de sepulcros blanqueados, por fuera fachada divina de la muerte y por dentro podredumbre de muerte,
Caramba!!! Si esto es lo primero que me viene a la mente, así estará mi mente. Voy a tener que repensarlo y será mejor escribir lo segundo que me viene a la mente. Lo que hay que hacer para que no te cierren el blog!! simplemente  porque lo abrí el 2008 y me gustaría llegar a la década, por pura vanidad, porque, como ya he dicho, no me lee ni mi padre.
Han pasado tantas cosas y me han pasado tantas cosas que he aprendido a no contarlas. Son las mismas cosas que les pasan a los demás, y hay que tener el pudor necesario para hacer estos desahogos de otra forma. Otra solución es hablar de política, despues de todo este blog pretendía comentar los temas de actualidad, pero, de verdad , que me aburro terriblemente. Tengo que dar un cambio a mi vida de bloguera solitaria. Puedo hacer un blog de cocina, pero no se cocinar, puedo hablar de ciencia, del tiempo, del fondo de armario, de la Reina Letizia, de la vida sexual de una mujer de mi edad ( porque de otra edad ni me acuerdo), del trabajo, de los hijos, de mi gato ( tengo gato), del año nuevo o de la Navidad, del black friday. ......
Lo pensaré. De momento, que no me cierren el blog.
Hasta mañana.

sábado, 21 de enero de 2017

Ahora juego porque soy feliz

ESTOY AQUÍ PARA DISFRUTAR; AHORA JUEGO PORQUE SOY FELIZ
Me gusta este chaval. Esto lo ha dicho Rafa Nadal. Ayer me entregaron la medalla de la Facultad que conmemora mis 25 años trabajando para la Universidad. Yo siempre he trabajado en lo que me gustaba y, además, me han pagado por ello. No necesito, por tanto, que la Universidad me agradezca nada porque soy yo la agradecida. Esto, sin embargo, no es obstáculo para cambiar de actitud para mis próximos 25 años. Yo siempre he estado aquí para disfrutar, pero ahora juego porque soy feliz.
Si hay algo que me molesta de esto es únicamente la coincidencia de mi primer día del resto de mi vida con el primer día del mandato de TRUMP. Esperemos que Dios bendiga a América y me bendiga a mí, aunque en román paladino diríamos que Dios nos coja confesados. Yo diría que este hombre es exactamente como parece y va a hacer lo que dice y, además, le van a dejar. No es nuevo en la mentalidad americana sacar tajada de la debilidad mundial. Y, en este caso, la debilidad la está viendo en Europa. En una Europa descabezada y desnortada que ha perdido sus raíces y que no sabe gestionar lo que tenemos encima, con las primeras ratas abandonando el barco y con unas instituciones que no pueden achicar más agua. Está claro que es el momento. ¿Quién le va a plantar cara a Donald Trump? ¡¡¡Qué tiempos aquéllos en los que jugábamos para ganar!!!!!!